sábado, agosto 13, 2005

POEMAS

Este es un poema con el que conocí a Iván...

El sinsentido y yo
tenemos una relación imprescindible,
de innegable trabajo y de respeto mutuo.

Su voz en ocasiones
es una ley maldita
que revierte las horas
y atempera el desierto
que me habita en forma
de costumbre.
...................
Publicar un comentario