sábado, febrero 16, 2013

Y...

esa palabra que carcome la carne y la mutila

 
como pestañas que se abren al pecado
andando sin conciencia
lenta...tiernamente
para rozarlo todo
sin advertir la emoción ferviente
saturando nuestras fobias
sin mas esperanza que las dudas
sentenciando la tendencia a seguir
venciendo tu respiración
justo ahora  que mis ojos

...se funden en tus ojos
Publicar un comentario